Botticelli - Venus

Sandro Botticelli: “Venus (detalle)”
(hacia 1490, Galleria Sabauda, Turín)

Botticelli y la búsqueda de lo Divino



'Botticelli y la búsqueda de lo Divino', en el Museo de Bellas Artes de Boston del 15 de abril al 9 de julio de 2017, explora cambios dramáticos en el estilo del artista que reflejan el cambiante clima político de la Florencia del siglo XV.

Fuente: Museum of Fine Arts, Boston

Tal vez más que ningún otro pintor, Sandro Botticelli (hacia 1445 - 1510) ejemplifica el Renacimiento en Florencia durante el siglo XV, y su estilo característico de contornos fuertes, poses líricas y vestidos movidos por el viento permanece reconocible más de cinco siglos más tarde. Pinturas de museos e iglesias de siete ciudades italianas se reúnen en la exposición más grande de obras del artista que se ha mostrado en los Estados Unidos, casi todas vistas por primera vez en América.

En el apogeo de su carrera, Botticelli fue apoyado por la poderosa familia Medici, encabezada por Lorenzo el Magnífico. "Pallas y el Centauro" (1481, Uffizi, Florencia) y "Venus" (hacia 1490, Galleria Sabauda, Turín) -la reelaboración del propio Botticelli de su famoso "Nacimiento de Venus"- son obras casi de tamaño real y muestran la habilidad del pintor para representar las figuras elegantes de la mitología clásica.

En sus últimos años, Botticelli se convirtió en un seguidor del severo fraile dominicano Girolamo Savonarola, que en 1495 había establecido una teocracia en Florencia después del exilio de la familia Medici. La conducta personal fue sometida a un severo escrutinio, y, en 1497, todo tipo de bienes mundanos -incluyendo cosméticos, espejos, ropas de lujo y pinturas- fueron quemados en la famosa "hoguera de las vanidades". Bajo el dominio de Savonarola, el estilo sensual de Botticelli dio paso a un nuevo enfoque austero, y los temas seculares desaparecieron. Las pinturas religiosas severas dominan la producción posterior del artista, y obras maestras como "Virgen con el Niño con el Joven San Juan" (hacia 1495, Palazzo Pitti, Florencia) demuestran el sorprendente abandono de su anterior estilo dulce. La exposición también incluye pinturas del maestro de Botticelli, Filippo Lippi, su estudiante Filippino Lippi y otros contemporáneos. Además, grabados poco conocidos ayudan a dar vida al rico contexto cultural de Florencia en la época de Botticelli y Savonarola.



Contenido relacionado

Miguel Ángel – El Juício Final (de la serie “50 obras maestras de la pintura”)


Derechos Reservados

Canal RSS | Site Map | Quienes Somos | Manifesto | Contactar | Terminos de Uso | Links (enlaces) | © theartwolf.com