NEIL YOUNG: PRAIRIE WIND - crítica

La última maravilla de Neil Young

Es realmente complicado encontrar un músico con una discografía tan extensa y admirada como Neil Young. Desde finales de los 60, el canadiense ha publicado más de 40 álbumes, alguno de ellos tan memorables como el Harvest , el Rust never sleeps o el Freedom . Pese a ello, y tras cumplir 60 años, Young sigue en la brecha, como demuestra en su último disco, el Prairie wind , en el que el canadiense regresa a su personalísimo estilo folk-rock que patentó a principios de los 70, con dos álbumes sobresalientes que lo catapultaron al estrellato: After the gold rush (1970) y Harvest (1971). Prairie Wind es el disco más "esencial" de Young desde la publicación del Harvest Moon , ya en 1992.

El álbum comienza con The painter , una canción melódica y típica de Neil Young sobre una pintora, y continúa con No Wonder , donde los valores que Young defiende son evidentes, con letras como " Somewhere a senator sits in a leather chair / Behind a big wooden desk / The caribou we killed mean nothing to him / He took his money just like all the rest" ( "El senador se sienta en su silla de cuero / Tras una gran mesa de Madera / el caribou fue muerto y ello no significó nada para él / Él cogió su dinero como todos los demás") La tercera canción, Falling off the face of the Earth , continúa esta serie acústica.

En Far from home , el piano de Young comienza a brillar, lo que es más evidente en It's a dream, probablemente el tema más bello de todo el disco. Con sus profundas letras y la belleza del piano hará recordar a los fans de Young algunas canciones como el Heart of Gold o la más reciente Western hero . Esta es posiblemente la canción que continuarás tarareando una vez que el disco acabe. It's a dream, only a dream.

En la canción titulada Prairie wind el piano desaparece, y la guitarra acústica recupera el protagonismo. Here for you es una canción muy bonita que hace recordar la From Hank to Hendrix , una de las canciones más queridas de Young. The old guitar es una de las canciones más personales de todo el disco, con la inconfundible voz nasal de Young acompañada de un acompañamiento muy acertado.

Derechos Reservados

Canal RSS | Site Map | Quienes Somos | Manifesto | Contactar | Terminos de Uso | Links (enlaces) | © theartwolf.com